La Unción de los Enfermos es el sacramento que reciben los que están enfermos o sufriendo. Por la unción sagrada y la oración del sacerdote, la Iglesia entera
encomienda a Cristo a los que están enfermos. La persona enferma recibe los dones del Espíritu Santo de fortaleza, fe, paz y coraje, y su sufrimiento se une al sufrimiento de Cristo, para la edificación de la Iglesia (Catecismo de la Iglesia Católica

[CIC], nos. 1520-23).

Con el sacramento de la Unción de los Enfermos, la Iglesia lleva a cabo la misión de Jesús de brindar compasión y curación a los enfermos. Quien está enfermo también puede atender a otros. Uniendo su sufrimiento a Cristo, los que están enfermos pueden ser signos de fe y testigos de la resurrección de Cristo ante toda la comunidad (Juan Pablo II, Christifideles Laici [Vocación y misión de los laicos en la Iglesia y en el mundo], no. 54).

Leer más acerca de este sacramento Unción de los Enfermos folleto.

Si necesita una sacerdote para administrar este sacramento, por favor, llame al Centro Pastoral Espíritu Santo al 323.935.1333 o Santa María Magdalena Rectoría al 310.652.2444.